¿Puede el CBD ayudar con la osteoartrosis?

La osteoartrosis es una enfermedad muy extendida en las naciones industrializadas y probablemente el trastorno articular más común. Por eso vale la pena explicar más detalladamente el potencial del CBD en el manejo de la misma.

En este sitio web, aprenderás cómo el aceite de CBD puede apoyar la reacción del cuerpo a la osteoartritis y la artritis, ayudando también a aliviar el dolor.

Estos productos podrían ayudarte:

MÁS VENDIDO
10% CBD Oil (1000mg) - 10ml - Enecta.en
...

Aceite de CBD 10%

Extracto de cáñamo ecológico certificado

€31.95
DOLOR
24% CBD oil (2400mg) - 10ml - Enecta.en
...

Aceite CBD 24%

Extracto de cáñamo ecológico certificado

€79.95
BIENESTAR
3% CBD Oil (300mg) - 10ml - Enecta.en
...

Aceite de CBD 3%

Extracto de cáñamo ecológico certificado

€12.95
LÍNEA 'C'
C 1000 Cbd Oil-Enecta.en
...

C 1000 - C3000 Aceite de CBD

Aceite calmante con 1000 mg de CBD.

€31.95
LÍNEA 'C'
C 2400 Cbd Oil-Enecta.en
...

C 2400 Aceite de CBD

Aceite de CBD calmante con 2400 mg de CBD.

€79.95
ANSIEDAD Y ESTRÉS
Aceite CBD 15% full spectrum CBDay Plus - 10 ml
...

Aceite CBD 15% full spectrum CBDay Plus - 10 ml

Aceite de CBD de espectro completo con terpenos.

€45.00
LÍNEA 'C'
C 300 Cbd Oil-Enecta.en
...

C 300 Aceite de CBD

Aceite de CBD calmante con 300 mg de CBD.

€12.95
ANSIEDAD Y ESTRÉS
Aceite CBD 5% full spectrum CBDay Light - 10 ml
...

Aceite CBD 5% full spectrum CBDay Light - 10 ml

Aceite de CBD de espectro completo con terpenos.

€21.95
Tabla de contenidos

¿Qué es la osteoartritis?

La osteoartritis conduce al deterioro del cartílago, un tejido conectivo flexible que protege las articulaciones y los huesos. Como resultado de este deterioro, la movilidad articular disminuye drásticamente. La articulación ya no se desliza correctamente y no puede absorber los impactos de manera efectiva, lo que puede resultar en una inflamación dolorosa, limitando aún más la movilidad.

En el peor de los casos, las articulaciones pueden perder completamente la movilidad. La osteoartritis afecta con mayor frecuencia las manos, las rodillas y las articulaciones de la cadera. Sin embargo, cualquier articulación del cuerpo humano corre el riesgo de desarrollar osteoartritis. La peor parte es que el daño del cartílago suele ser irreversible, por lo que la osteoartritis solo puede detenerse en las etapas iniciales. Si se descubre comparativamente tarde, generalmente es imposible curar completamente las articulaciones afectadas.

Las articulaciones saludables son la base para una vida saludable. Aquellos que luchan con dolor articular persistente evitan integrar la actividad física en su rutina. Y la falta de ejercicio, combinada con hábitos alimenticios poco saludables, puede causar obesidad. Demasiado peso corporal, a su vez, conduce a varias otras enfermedades comunes, como la presión arterial alta o la diabetes.

La insuficiente actividad física, por lo tanto, puede llevar a un círculo vicioso, tanto físico como psicológico, que es muy difícil de romper. Por el contrario, suficiente actividad física:

  • fortalece el sistema inmunológico.
  • ayuda al cuerpo a regenerarse, apoyando así la curación de heridas.
  • aumenta el metabolismo.
  • apoya un cerebro saludable.
  • protege el sistema cardiovascular.
  • mejora la calidad de vida.

Causas de la osteoartritis

Desde un punto de vista médico, podemos dividir esta enfermedad en osteoartritis primaria y secundaria. La artrosis primaria implica el deterioro del cartílago que se debe a influencias genéticas. La artrosis secundaria implica daños en el cartílago y en la articulación y tiene un origen extrínseco.

Es el resultado, por ejemplo, de una sobrecarga mecánica, trastornos metabólicos e inflamación. La osteoartritis está favorecida además por la obesidad, la mala postura corporal, los trastornos hormonales y los daños nerviosos. Mientras que la osteoartritis causa dolor articular solo cuando te mueves o ejerces presión sobre ellas, la artritis hace que las articulaciones duelan incluso en reposo.

Los médicos dividen la osteoartritis en 4 etapas, que nos gustaría presentarles en más detalle:

La Etapa 1 adelgaza la capa de cartílago.

La Etapa 2 hace que el cartílago sea reemplazado por fibrocartílago inferior.

La Etapa 3 se caracteriza por la ulceración. Aquí, el proceso de deterioro ya está en una etapa avanzada.

La Etapa 4 reduce drásticamente el espacio entre la articulación y el hueso. Esto deja la articulación rígida y, en algunos casos, inmóvil.

Síntomas de la osteoartritis

Como regla general, los síntomas de la osteoartritis, en primer lugar el dolor articular, aparecen gradualmente. Inicialmente, se manifiestan solo durante el ejercicio, luego también como resultado de movimientos ordinarios y, finalmente, incluso en reposo. En consecuencia, esta enfermedad a menudo se diagnostica ya en una etapa avanzada. Pero para poder recuperarse completamente, se requiere un diagnóstico oportuno. Por lo tanto, es aconsejable prestar atención a posibles signos de advertencia (incluso aquellos que parecen inofensivos) para estar listo para actuar de inmediato.

A continuación, hemos resumido los síntomas de la osteoartritis en sus diferentes etapas:

Etapa 1:

Dolor con carga: Este es generalmente el primer síntoma que uno experimenta. Ocurre cuando las articulaciones afectadas están sujetas a presión. Esto incluye actividades que parecen inofensivas a primera vista, como dar un largo paseo o cargar cajas de libros.

Articulaciones rígidas e hinchadas: Las articulaciones rígidas son un síntoma común en esta etapa. Muchos describen la sensación como si los tendones se hubieran acortado. Además de esto, las articulaciones también pueden hincharse, lo que las volvería aún menos móviles.

Etapa 2:

Dolor provocado por el movimiento: Este dolor suele ocurrir cuando te mueves después de un período prolongado de descanso. Desaparece después de unos minutos, solo para reaparecer poco después. A menudo va acompañado de fatiga muscular. La suma de estos factores puede llevar a abstenerse de movimientos específicos o incluso a adoptar una mala postura para prevenir el dolor. En el caso de la osteoartritis de cadera, tal enfoque puede llevar a cojear.

Dolor en reposo: Quien experimenta dolor articular sin moverse ya tiene que lidiar con artrosis avanzada. El dolor a menudo se debe a una acumulación de líquido, que puede llevar a la inflamación. Como consecuencia, las articulaciones se hinchan, aumentando aún más el dolor. En casos particularmente graves, esto puede resultar en deformidad articular.

Crepitaciones óseas y chasquidos articulares: Esto ocurre cuando el cartílago articular se desgasta hasta el punto de que los huesos se rozan entre sí. Cabe destacar que los síntomas de la osteoartritis tienden a empeorar en condiciones de frío o humedad.

Diagnóstico de la osteoartritis

Primero, el médico tomará un historial clínico detallado, recopilando información sobre el inicio y la gravedad de los síntomas, enfermedades pasadas y hábitos de vida. También se requiere un examen físico.

El médico generalmente confirmará el diagnóstico con rayos X o ultrasonido diagnóstico de la articulación afectada. Los análisis de sangre también pueden ayudar a descartar otras condiciones que pueden causar síntomas similares a la osteoartritis.

Finalmente, se puede realizar una resonancia magnética para determinar el grado de desgaste del cartílago articular.

CBD para la osteoartritis

El mecanismo de acción y los efectos positivos del CBD son amplios. En nuestro sitio web, ya hemos explicado cómo el CBD puede ayudar a reducir la presión arterial, perder peso y dormir mejor.

Básicamente, el cannabidiol actúa a través de su interacción con el sistema endocannabinoide (SEC) del cuerpo. Los receptores cannabinoides CB1 y CB2, que componen el SEC, son parte de nuestro sistema nervioso e influyen, entre otros procesos, en la respuesta antiinflamatoria y la percepción del dolor.

Se ha demostrado que el CBD apoya la reacción del cuerpo a la inflamación, aliviando así el dolor y la rigidez de las articulaciones.

Esto es posible gracias al siguiente mecanismo de acción:

  • La apoptosis reduce el número de células T activadas.
  • La regulación al alza de células T FoxP3+.
  • La supresión de citoquinas y quimiocinas en el sitio de inflamación.

Esto hace que el CBD sea particularmente atractivo para los pacientes con osteoartritis, porque se sabe que la inflamación articular causa dolor y conduce a la inmovilidad de las articulaciones. Pero también los investigadores vuelven cada vez más su atención hacia el CBD como una opción para manejar la osteoartritis.

Un número creciente de estudios resalta el potencial del CBD y asegura que muchos médicos emplean el CBD para la osteoartritis y recomiendan este valioso compuesto de la planta a sus pacientes. Se puede asumir que el CBD puede ayudar con la artritis y el reumatismo de la misma manera.

Aquellos que deseen tomar CBD para la osteoartritis y no tengan experiencia con el cannabidiol deberían optar por cápsulas de CBD o aceite de CBD. Ambos permiten una dosificación individual y se adaptan perfectamente a la vida cotidiana. El aceite de CBD es muy fácil de tomar, y se puede ajustar la dosis individualmente en cualquier momento. Las cápsulas de CBD son aún más fáciles de tomar, pero no permiten un ajuste fino de la dosis. Además, toma un poco más de tiempo para que el tracto gastrointestinal absorba el ingrediente activo.

Debido a que la osteoartritis afecta a una gran parte de la población, los investigadores han dedicado mucha energía en encontrar remedios. Especialmente en las primeras etapas, muchos síntomas pueden ser aliviados o incluso prevenidos. En la etapa final, solo unas pocas personas logran prescindir de los medicamentos. Sin embargo, los suplementos dietéticos y los ingredientes activos a base de hierbas pueden ayudar a aliviar el dolor de manera natural. Muchos usuarios informan que han podido reducir su ingesta de medicación utilizando remedios naturales.

Los siguientes suplementos pueden ayudar con la osteoartritis y la artritis:

  • Condroitina y glucosamina, que son componentes del tejido del cartílago.
  • Boswellia Serrata, también conocida como incienso.
  • Curcumina y aceite de pescado, que tienen efectos antiinflamatorios.
  • Colágeno tipo 2, que constituye el 80-90% del colágeno total en el cartílago.
  • CBD (cannabidiol), que puede ayudar con la osteoartritis a través de múltiples mecanismos de acción.

Típicamente, los médicos recomiendan ejercicio terapéutico para la osteoartritis. Además de esto, muchos también prescriben medicación. Por ejemplo, fármacos antirreumáticos para el dolor y la inflamación o analgésicos como los opiáceos. Pero también se utilizan compuestos relajantes musculares como la cortisona. Los medicamentos convencionales a menudo causan efectos secundarios, que a su vez tienen que ser tratados con otros medicamentos. Para muchas personas, esto se convierte en un círculo vicioso. El CBD puede apoyar la reacción del cuerpo ante la artritis y la osteoartritis sin provocar efectos secundarios graves.

Además de la medicación, muchos cirujanos ortopédicos también utilizan instrumentos fisioterapéuticos, como alzas para zapatos, vendajes o ayudas para caminar. En casos particularmente graves, se requiere cirugía y la implantación de una articulación artificial. Las pomadas de CBD pueden ser aplicadas en las áreas afectadas y así apoyar el curso de la enfermedad.

Beneficios del CBD para la osteoartritis

Un beneficio significativo del CBD para la osteoartritis es su capacidad para apoyar una respuesta antiinflamatoria saludable. Esto ocurre gracias a su interacción con el sistema endocannabinoide (ECS), una red de receptores que contribuye a regular la respuesta a la inflamación, el dolor, así como otros procesos fisiológicos.

El CBD también puede mantener a raya el dolor relacionado con la osteoartritis. Nuevamente, su interacción con el ECS es fundamental. En consecuencia, el cannabidiol es una opción prometedora para las personas que enfrentan dolor y rigidez articular.

Finalmente, el CBD no causa dependencia ni efectos secundarios graves, a diferencia de muchos medicamentos convencionales. Se considera extremadamente seguro y muy bien tolerado y también es cien por ciento natural.

Cómo tomar CBD para la osteoartrosis

Los productos de CBD están disponibles en diferentes formas con numerosas composiciones y concentraciones. ¿Cuál es el mejor producto de CBD para la osteoartritis? ¿Y cuál es la dosis óptima?

Primero, le daremos una visión general de los productos de CBD disponibles en nuestra tienda:

  • Aceite de CBD - el clásico, en forma de gotas o spray.

  • Cápsulas de CBD - pequeñas cápsulas que se tragan con agua.

  • Crema de CBD - se aplica directamente sobre la piel.

Dosis de CBD para la osteoartrosis

Desafortunadamente, es imposible hacer una declaración general sobre la dosis óptima de CBD para la osteoartritis. Por un lado, el CBD tiene un efecto diferente en cada persona. Por otro, la etapa de la enfermedad y el dolor percibido también varía de una persona a otra.

Mientras que algunas personas sienten un efecto con solo unas gotas de aceite de CBD al 10%, otras necesitan significativamente más para experimentar lo mismo.

Si tiene la intención de usar CBD para la osteoartritis, en enecta recomendamos comenzar en el rango inferior de la dosis estándar: entre 10 mg y 100 mg de CBD por día. Idealmente, debe mantenerse en la dosis seleccionada durante algunos días porque puede tomar algún tiempo para que el efecto se haga notable.

Si utilizara aceite de CBD al 10%, tomaría entre 6 y 60 gotas diariamente. Es mejor comenzar con una dosis baja y aumentarla gradualmente si es necesario.

Estamos encantados de proporcionarle una visión general del contenido promedio de CBD por gota:

El aceite de CBD al 5 % contiene 1.7 mg de CBD por gota.

El aceite de CBD al 10 % contiene 3.4 mg de CBD por gota.

El aceite de CBD al 15 % contiene 5.1 mg por gota.

El aceite de CBD al 20 % contiene 6.8 mg de CBD por gota.

Factores que influyen en la dosis de CBD para la osteoartritis

La dosis de CBD depende de varios factores, los cuales nos gustaría explicar con más detalle en la siguiente sección.

Tamaño y peso corporal: cuanto más alto y pesado sea la persona, más CBD es necesario para alcanzar el efecto deseado.

Objetivo: Aquellos que toman CBD exclusivamente para repeler el estrés diario tienden a llevarse bien con una dosis baja. Aquellos que toman CBD para el dolor crónico severo probablemente necesitarán una dosis más alta.

Experiencia: Para elegir la mejor dosis posible, necesitará un poco de experiencia. Después de comenzar a tomar CBD, recomendamos observar de cerca la reacción de su cuerpo.

Metabolismo individual: Cada uno de nosotros reacciona de manera diferente al CBD. Llegue a su dosis de bienestar lentamente, paso a paso. No sea impaciente y escuche la respuesta de su cuerpo.

Efectos secundarios del CBD para la osteoartritis

Es muy raro que las personas no toleren el cannabidiol. Sin embargo, el CBD no está completamente libre de efectos secundarios. Aun así, se puede descartar que cause efectos secundarios graves o incluso mortales. En comparación con los medicamentos convencionales, definitivamente se puede considerar al CBD como una opción segura.

Los efectos secundarios conocidos del CBD son:

  • Fatiga
  • Boca seca
  • Baja temporal en la presión arterial
  • Pérdida del apetito

Si está tomando medicamentos con receta, debe discutir la ingesta de productos de CBD con su médico.

CBD-oil-30
CBD-oil-30

Testimonios de CBD para la osteoartrosis

Aunque se están publicando muchos estudios, la investigación científica sobre este tema sigue siendo escasa. Son aún más valiosos los numerosos testimonios de personas que han utilizado CBD para manejar la osteoartrosis. El veredicto es abrumadoramente positivo. Algunos informan un alivio significativo del dolor y la inflamación.

Otros han experimentado una mejora en la movilidad y flexibilidad de la articulación afectada. Los testimonios también indican que las personas se benefician particularmente del CBD cuando lo usan en conjunto con el ejercicio terapéutico. La ventaja, se lee, es también que la ingesta de CBD pone al cuerpo en la condición óptima para beneficiarse de tales prácticas.

CBD para la osteoartrosis: Preguntas y respuestas

El CBD está en boca de todos y se puede utilizar de muchas maneras. Debido a que la ciencia solo ha comenzado a estudiar el cannabidiol más detalladamente recientemente, podemos esperar muchas otras posibles aplicaciones. Los cannabinoides del cáñamo y del cannabis (por ejemplo, THC, CBD o CBN) son conocidos desde hace décadas.

Sin embargo, el uso médico del cáñamo todavía es territorio inexplorado, incluso para los profesionales médicos. Por lo tanto, es natural que surjan muchas preguntas. En esta sección, hemos tratado de responder a las preguntas más frecuentes sobre este tema. Si su pregunta no está incluida, no dude en ponerse en contacto con nuestro servicio al cliente.

El CBD interactúa con el sistema endocannabinoide propio del cuerpo y se une a receptores responsables de la respuesta antiinflamatoria y la percepción del dolor. Esta interacción contribuye al buen funcionamiento de muchos procesos fisiológicos. Muchos estudios resaltan el potencial analgésico y antiinflamatorio del cannabidiol.

Sin embargo, el CBD no es un medicamento y no reemplaza las terapias farmacológicas prescritas. En lugar de eso, el cannabidiol debe describirse como un compuesto vegetal de apoyo. Si está tomando medicamentos para la artritis, debe discutir el uso de CBD con un médico de antemano.

Tanto el aceite como las cápsulas de CBD pueden integrarse perfectamente en la vida cotidiana. El aceite de CBD se administra mediante un gotero. El aceite se coloca debajo de la lengua y se mantiene allí durante unos 60 segundos. El aceite de CBD se puede dosificar individualmente, y la mucosa oral lo absorbe muy rápidamente.

Sin embargo, a diferencia de las cápsulas, el aceite de CBD no siempre es conveniente para tomar. Las cápsulas son prácticas para llevar y puedes tomarlas en todas partes con un trago de agua. La desventaja es que las cápsulas permiten una dosificación menos flexible y tardan más en ser absorbidas. En cuanto al mecanismo de acción, los aceites y cápsulas son idénticos.

Cuanto más tiempo, mejor. Como ya se explicó, el CBD puede ser particularmente beneficioso cuando se consume regularmente. Dado que no hay riesgo de adicción, el uso a largo plazo del CBD no plantea problemas.

Lamentablemente, no es posible recomendar una dosis de CBD que pueda ayudar a todos de inmediato. El hecho es que el CBD afecta a cada persona de manera diferente. Nuestras recomendaciones se basan exclusivamente en los informes de experiencia de los usuarios.

Si toma CBD para molestias leves, puede bastar con solo unas pocas gotas al día. Si utiliza CBD para trastornos crónicos severos, parece lógico un mayor dosaje. Sin embargo, el dosaje óptimo también depende del tamaño del cuerpo y del metabolismo. Si no ocurre el efecto deseado, puede aumentar la dosis sin ningún problema.

Al igual que con la dosis, no hay una solución única para todos. La rapidez con la que comienzan los efectos beneficiosos del CBD depende de muchos factores, como la dosis, la gravedad de los síntomas y la forma en que el cuerpo responde.

Algunos usuarios informan que tardó una semana. Según otros, el alivio del dolor se puede experimentar de inmediato. Lo cierto es que el uso regular durante un período prolongado es la mejor manera de beneficiarse completamente de las propiedades del cannabidiol.

El CBD interactúa con el sistema endocannabinoide del cuerpo y puede influir así en la percepción del dolor. En consecuencia, puede ser una alternativa prometedora para las personas con osteoartritis que experimentan dolor.

Por ejemplo, un estudio de 2018 encontró que el CBD puede aliviar la inflamación y reducir el dolor relacionado con la osteoartritis sin causar efectos secundarios significativos. Y esa es probablemente la mayor ventaja del CBD.

A diferencia de los analgésicos convencionales, se sabe que este ingrediente activo natural es extremadamente bien tolerado.